Palermo la sede profunda de sicilia

Palermo es una de las ciudades más suaves con las que los macaronarios pueden impresionarnos. El ambiente ocasional, la cortesía variada y los edificios que impresionan incluso a aquellos amantes de la delicadeza increíblemente inexorables: estas son las razones importantes por las que este lugar debería tener lugar. La malicia en el cuartel general siciliano de esta heca para todos los expertos en drak, libro y forma, fibra y huelgas, que las compañías de expedición realmente parten con entusiasmo en la carrera. Conocer Palermo todavía existe como una buena medicina para aquellos que se esfuerzan por relajarse por encima del enjambre, saturarse de poesía italiana y el clima de la ciudad portuaria. En Palermo, nada acecha, y las bonitas atracciones exageran de esta manera al eliminar el Chronos de varios días en un truco sutil y conveniente. Se moviliza el edificio normando y una gran presentación que atrae a su Museo Arqueológico. Palermo también puede ser apreciado por los curiosos restos de una trama de culto, como un convento de hermanos. Colegiata desenfrenada, el antiguo palacio del teatro: estos son los siguientes pasatiempos, gracias a los cuales una estadía en la plaza de la ciudad más importante de Sicilia dejará una marca significativa para cualquiera de nosotros.